RUTA “GATA-PUERTO CASTILLA-LA JAÑONA”
(SIERRA DE GATA, Abril de 2013)

Nos trasladamos en esta ocasión al Norte de la Provincia de Cáceres, en particular a la Comarca de la Sierra de Gata, y en concreto a una de las cabeceras de ésta, la histórica y bonita localidad que da nombre a la misma: Gata (640 m.). La Villa de Gata, ubicada en el mismo corazón de la Sierra del mismo nombre, fue nombrada Cattobriga por los romanos y Albaranes en tiempo de los árabes. Abrazada a la falda meridional de la Sierra de las Jañonas, está rodeada de robles y coronada por peñas de granito. Las laderas de estas montañas están escalonadas por arcaicos bancales donde se cultiva la vid y el olivo, de cuyo fruto de extrae el aceite, considerado como 'oro líquido' de la sierra. También ocupan gran parte de su término extensas masas forestales, donde prevalece el pino 'pinaster', además de algunas manchas de castaños, encinas y madroñeras, acompañadas por una tupida alfombra vegetal de matorrales de brezos, jaras y cantuesos. Un verdadero paraíso natural digno de ser visitado por el viajero más curioso y que quiera conocer la sierra en todo su esplendor.
Una vez allí realizaremos la RUTA que nos dirige primero al Puerto Castilla (1.150 m.) y posteriormente a una de las cimas más significativas de la Sierra, el Pico Jañona (1.365 m.) ambos en el límite fronterizo con Castilla-León. Para esta subida utilizaremos la Vía Dalmacia, Calzada romana que cruza la Sierra y que comunicaba Caurium, (Coria) con Miróbriga (Ciudad Rodrigo) y que en determinados tramos aún conserva parte del enlosado original. Sobre la misma calzada romana se encuentra la Ermita de San Blas donde se guarda el retablo clasicista del siglo XVII, llevado desde el Convento del Hoyo. Tras alcanzar la Jañona descenderemos por el mismo camino hasta la localidad de Gata, donde disfrutaremos de su rico patrimonio histórico-artístico y sus establecimientos hosteleros. En los aledaños de las riveras y arroyos, abundan los pequeños huertos familiares.
La Ruta tiene una distancia total (hasta la Jañona) de 17 km. y cabe considerarla de dificultad media-alta; no obstante cabe la posibilidad de realizar la subida únicamente hasta el Puerto Castilla (alternativa corta), en cuyo caso el trazado de la ruta tiene una longitud de 12 km. y dificultad media. Habrá que contar igualmente con la climatología de la jornada dominical, lo cual puede hacer variar en algún caso el trazado y recorrido de la Ruta, con opciones de visitar el Convento franciscano de Nuestra Señira de Monteceli o del Hoyo, hoy desgraciadamente en ruinas, o la Almenara, torre-vigía de época árabe.


GATA – Patrimonio histórico-artístico

El palacete de la calle Campito con jambas y dinteles de piezas de granito y otras dos ventanitas con arco conopial que confieren al edificio un elegante juego de huecos y macizos.
En la plaza de las Órdenes se encuentra otro palacio que probablemente fue sede de la Orden de Alcántara.
Esquina a la calle Hospital hay otro edificio cuya parte baja forma un pasadizo con tres columnas de granito y dos pilastras cuadradas.
Entre las fuentes de la Villa, sobresale la de “El Chorro” realizado a mediados del siglo XVI, dotada con su caño y pilón para abrevar al ganado, el frontispicio de la fuente está adornado por una arquitectura renacentista labrada con buena sillería; dos pilastras cajeadas enmarcan un magnifico escudo de la Casa de Austria.
Iglesia parroquial de San Pedro, el monumento más importante de la Villa y uno de los más interesantes de la comarca. Ya existía la parroquia en 1.257 y en 1.410 se celebró en ella un Capitulo General de la Orden de Alcántara. Trabajaron en esta iglesia importantes arquitectos y canteros como Esteban de Lazcano, Martín y Juan López de la Ondieta, Pedro de Ybarra -maestro mayor de la Orden de Alcántara. El retablo mayor está formado por esculturas y pinturas. El escultor del retablo fue el alcantarino Pedro de Paz, que lo realizó entre 1.550 y 1.560. La pintura es obra del pintor placentino Pedro de Córdoba, que las hizo entre 1.605 - 1.609. 
Ermita del Humilladero tiene cabecera de sillería construida en la segunda mitad del siglo XVI. Guarda un retablo barroco del siglo XVIII. Pinturas murales, que representan la Última Cena y que datan aproximadamente de finales del siglo XVI, desconociéndose al autor de las mismas.
La ermita de San Blas, en lo alto de la sierra es una sencilla construcción que se encuentra en sitio ameno y fresco, con excelentes vistas por su altura y rodeada de castaños. Fue arruinada en 1.809, debido a la guerra contra los franceses y restaurada en 1.858.
En el paraje del Hoyo, al sur de las Cabreras, se encuentra el Monasterio franciscano denominado de Nuestra Señora de Monteceli o del Hoyo. Ya se citaba el cenobio en 1.399, aunque la edificación actual datará de la segunda mitad del siglo XVI. Según la tradición fue fundado por San Francisco de Asís y llegó a tener en sus tiempos de esplendor una comunidad de hasta 50 frailes.
La torre de la Almenara. La palabra Almenara significa “fortaleza” en árabe. La torre ocupa la parte más alta del escarpado cerro donde se asienta. Es de planta pentagonal, hecha con piedra y cal, con sillares en sus cinco esquinas. La torre por sus características arquitectónicas, debió ser edificada a comienzos del s. XIV. Del primitivo recinto árabe probablemente sólo restan el muro perimetral y la puerta en codo.

Ver fotos en el siguiente enlace:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...