RUTA A GARGANTA LA OLLA


OS ESPERAMOS

Recordad que el plazo para inscribirse finaliza el sábado a las 12 horas. Este es el enlace directo para inscribirse de manera online, pincha en él: senderismo@lazarza.es

RUTA PR-CC 80 “Antiguo Camino de Yuste”
(Garganta la OllaLa Vera; Cáceres)

Recorreremos de nuevo en esta ruta los bonitos parajes de las estribaciones del Sistema Central extremeño en la Comarca serrana de la Vera. En particular, realizaremos la ruta denominada oficialmente como PR-CC 80 o “Antiguo Camino de Yuste” que discurre entre la localidad de Garganta la Olla y el Monasterio de Yuste.

La Ruta, de trazado circular (con inicio y fin en Garganta la Olla) tiene una longitud de 12,5 km. y una dificultad estimada como Media-Baja tras salvar los 479 m. de desnivel acumulado.


El sendero parte de la citada localidad para tras recorrer parte de su sinuoso trazado urbano salir de la misma por el Puente de Cuacos o puente romano. Éste con su característico perfil en “lomo de mula” de un solo arco de medio punto, fue construido a comienzos del siglo XVIII para salvar las aguas de la Garganta Mayor. El puente, situado en el antiguo camino de Garganta a Cuacos de Yuste está coronado por una cruz con una leyenda conmemorativa y muestra una calzada empedrada y pretiles bien conservados.


Durante un par de kilómetros aproximadamente bajaremos paralelos y junto al cauce de dicha Garganta, la cual está orlada por un magnífico soto fluvial a base de alisos. Una vez llegado al Rastraculo (gran canchal granítico en cuya zona central hay un carril deslizante originado por la erosión que ha causado en la roca las generaciones de niños que se tiraban piedra abajo) nuestro recorrido se separa del torrente de montaña para buscar el Monasterio de Yuste.

Primero, cruzaremos el pequeño Arroyo de Yuste y posteriormente en continua pero cómoda subida, el Melojar del Cerro San Simón. Alcanzaremos la Carretera al Monasterio, ya en las inmediaciones de éste, en el punto donde se alza la Cruz del Humilladero.



Antes de alcanzar las tapias del Monasterio nos desviaremos un poco en dirección a Cuacos para visitar el sobrecogedor e impresionante Cementerio alemán. Muy próximo también al Monasterio, a este “camposanto” fueron trasladados los restos mortales de los combatientes alemanes de la 1ª y 2ª Guerra Mundial que llegaron a las costas y tierras españolas debido a naufragios, accidentes o al derribo de sus aviones.

Tras visitar este recinto nos dirigiremos ya hacia el impresionante recinto y edificación del Monasterio de Yuste. Es éste a la vez un monasterio y una casa- palacio en el que se alojó y murió Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico tras su abdicación, sirviendo de residencia al Emperador en los dos últimos años de su vida (1556–1558). Fue declarado en 2007 como Patrimonio europeo, formando parte actualmente de Patrimonio Nacional del Estado.

Una vez admirado este magnífico lugar y tras tomar un merecido avituallamiento tomaremos camino de Garganta la Olla. Para ello ascenderemos hasta las praderas de piornal de Mojón Alto, recientemente afectadas por la lacra de un incendio forestal, que constituyen un impresionante altar granitico que actúa de mirador natural y desde donde se contemplan y obtienen magníficas vistas panorámicas de las estribaciones del Sistema Central (Gredos), la Sierra de Tormantos, la Vera y el Valle del Tiétar.

Comenzaremos ya el descenso hasta Garganta no sin antes pasar por un pequeño bosquete de robles donde se encuentra la graciosa Fuente Blanca. Un poco más abajo y tras alcanzar la carretera llegaremos al Monumento y Mirador de la Serrana de la Vera, desde donde obtendremos bonitas vistas del bonito caserio de la localidad.



La población es muy rica en mitos, cuentos y leyendas, denominador común de estos entornos serranos y agrestes, como ya apuntara Don Miguel de Unamuno. Una de esas leyendas alcanzó fama ya en el siglo XVI y dio lugar al Romance de la Serrana de la Vera (ver al final). Como obra literaria, parece que deformó el mito de la Serrana, dándole una apariencia real, cuando parece ser que el personaje nunca existió, sino que se trata de un ser mitológico que incluso se identifica con un centauro.



Una vez repuestas fuerzas, descenderemos de la carretera por una estrecha calleja para cruzar de nuevo la Garganta Mayor, ésta vez por el Puente de San Salvador. Franqueada la vía de agua por este coqueto puente alcanzaremos ya las primeras casas de este bonito pueblo verato.



GARGANTA LA OLLA

Garganta la Olla, se sitúa al Oeste de la Comarca de la Vera, protegida por la sierra de Tormantos, una estribación de la Sierra de Gredos, la cual rodea a la localidad y le otorga su apelativo de “la Olla”. Es precisamente este carácter montuoso del entorno y la riqueza de cursos de agua (gargantas) el que otorga su nombre: Garganta. De hecho, fue conocida en la Edad Media como Ad Fauces (de faux, faucis) que significa junto a las gargantas. De origen Altomedieval, la población formaba parte de lo que se conocía como el Sexmo de la Vera, asociación de pueblos para la administración común de bienes, que fue asignado a la Ciudad de Plasencia, bajo la forma del Sexmo de Plasencia.

Sea como fuere, constituye hoy en día este pueblo una de las más genuinas representaciones de las pequeñas localidades veratas, conformando un caserío y trazado urbano de gran valor histórico-artístico. Por este conjunto de valores arquitectónicos y etnográficos, en 1982 fue declarada Conjunto Histórico-Artístico (junto a otras cuatro localidades de la Vera; Madrigal, Valverde, Pasarón y Cuacos de Yuste).

Son numerosos los lugares de interés del municipioque destacan dentro del magníficamente bien conservado entramado urbano; cabe destacar no obstante los siguientes:

-       Iglesia parroquial bajo la advocación de San Lorenzo Mártir. Edifcio que data del siglo XVI. Tiene un órgano barroco restaurado en 1984.
-          Casa de las Muñecas: fue un prostíbulo utilizado por el séquito del emperador; recordemos que buena parte de la soldadesca que acompañaba al Emperador .se asentó en este pueblo. Su fachada fue pintada en su momento de un característico color azul para distinguirla del resto de edificaciones y casas “normales”. Existían al parecer varias casas de este tipo en un pasado lejano.
-          Casa de Postas
-          Plaza Mayor
-          Casa de la Peña
-          Barrio La Huerta y Casa de Pedro de Carvajal
-          Hospital de pobres y mendigos
-          Casas Gemelas
-          Casa de Francisco Diaz, maestro de obra de la iglesia de 1573, que pasa por ser de las casas más antiguas del pueblo y que se caracteriza por poseer la planta baja, primera y segunda planta del original entramado de madera y no de adobe como otras, sino de ladrillo cocido, conocido como ladrillo mudejar. Según la tradición, Francisco Diaz, fue el maestro de obras de la torre e iglesia del pueblo y provenía del País Vasco. Esta casa es quizás el mejor ejemplo de Baserri fuera del País Vasco, y como tal la recoge Caro Baroja en su estudio sobre el pueblo.



LA SERRANA DE LA VERA

La Serrana de la Vera (de Tormantos, o del Monfragüe) es el personaje de un mito muy extendido por toda Extremadura y otras áreas montañosas de la Península ibérica. Se trataría de una hermosa mujer con apariencia de cazadora o amazona, de fuerza sobrehumana y ciertas características sobrenaturales, que vive en los montes y lleva a los hombres con los que se cruza a su cueva para matarlos (a menudo después de emborracharlos o haberles hecho el amor) y guardar los huesos en la cueva. Posee cierta relación con la tradición de las "serranillas" medievales, a lo que se añadirían otros componentes míticos para forjar el mito actual de la Serrana.

El comienzo de los romances suele situar a la Serrana en los montes cercanos a Garganta la Olla cerca de la linde con Piornal, en la Vera de Plasencia. Se atribuye la existencia de La serrana de la Vera al pueblo de Garganta la Olla, en el cual vivía la familia Carvajal, a la que pertenecía Isabel de Carvajal, moza ésta a la que se atribuye la identidad de la Serrana en algunas leyendas. Los pueblos donde más pervive la dimensión mitológica de la Serrana son Piornal y Garganta la Olla, donde se presentan sendas cuevas de la zona como vivienda de la Serrana.

‘’Entre Piornal y Garganta, no muy lejos de Plasencia, relatan viejos romances, una historia verdadera…”

Esta iba a casarse con un sobrino del obispo de Plasencia, sin embargo, este hecho comprometía la carrera eclesiástica del apuesto joven, y en el último momento la abandonó, condenando a Isabel y a su familia a la deshonra eterna. Desde aquel momento, y como venganza, Isabel abandonó su hogar y se lanzó a la sierra, donde repudió a todo hombre. Los arrastraba a la fuerza a su cueva, donde después de gozarlos los mataba. Cabe reseñar que en conmemoración a las víctimas que murieron a manos de la Serrana de la Vera, se erigió una cruz en lo alto de la torre de Garganta la Olla. Además, también en esta localidad, puede verse la casa de la familia Carvajal, donde vivió la Serrana hasta el momento de su deshonra.

En otros casos su figura se relaciona directamente con diferentes personajes mitológicos, en especial se correspondería con el modelo femenino de divinidad de los montes, de los que la Serrana es numen guardián y protector. Por su espíritu agreste, su belleza y su afición a la caza podría asemejarse a una Diana o Artemisa; o bien, por habitar en cavernas podría asimilarse a divinidades como Mari en la tradición vasca. Una posible prueba de la supuesta dimensión mitológica primitiva de la Serrana sería su parentesco con la Chancalaera hurdana.

“De cintura para arriba/ de persona humana era;/ de cintura para abajo/ tiene estatura de yegua...”

Leyenda, mito o realidad, ¿quién sabe?, esta historia ha perdurado hasta nuestros días en un bonito romance cuya letra (una de las numerosas existentes) es la siguiente:



EL ROMANCE DE LA SERRANA



Legua y media de Garganta
cinco leguas de Plasencia
habitaba una serrana,
alta, rubia y sandunguera.

Vara y media de cintura,
cuarta y media de muñeca,
con una mata de pelo
que la los zancajos le llega.

Cuando tiene sed de agua
se baja pa la ribera
cuando tiene sed de hombre
se sube para la sierra.

Vio venir a un serranito
con una carga de leña,
le ha agarrado de la mano
y a la cueva se lo lleva.

No le lleva por caminos
ni tampoco por veredas,
que le lleva por los montes
por donde nadie la vea.

Ya trataron de hacer lumbre
con huesos y calaveras,
de los hombres que ha matado
aquella terrible fiera.

Ya trataron de cenar
una grandísima cena,
de conejos y perdices,
de tórtolas halagüeñas,

- Bebe serranito bebe,
agua de esa calavera,
que puede ser que algún día
otro de la tuya beba.

Ya trataron de acostarse,
le mandó cerrar la puerta
y el serrano como tuno,
la ha dejado medio abierta.

- Serranito, serranito
 ¿sabes tocar la vihuela?
- Sí señora sé tocarla
y el violín si usted quisiera.

Le ha dado una guitarrita
para que tocara en ella,
al son que ella se durmiera
la guitarra respondiera.


Al sonar esa guitarra
se ha quedao medio traspuesta
ya que la sintió dormida,
se ha salido para afuera.

Y al ver que no está el serrano
se puso como una fiera,
y al ver que no estaba allí,
excava, bufa y patea.

Legua y media lleva andada
y sin menear la cabeza,
otra legua y media anduvo
y ya volvió la cabeza.

Cogió una china en su honda
que pesaba arroba y media,
y de brío que llevaba,
le ha tirado la montera.

- Vuelve, serranito, vuelve,
vuelve atrás por tu montera
que es de paño fino y bueno
y es lástima que se pierda.

- Si se pierde que se pierda,
yo atrás no voy a por ella,
mi madre me compra otra
y si no me estoy sin ella.

- Por Dios te pido serrano,
que no descubras mi cueva
y si acaso la descubres
maldición que te cayera:

tu padre será el caballo,
tu madre será la yegua,
y tú serás el potrillo
que relinche por la sierra.

A la mañana siguiente
el serranillo dio cuenta,
acudieron todo el pueblo
para apresarla en la cueva.

- Yo no tengo miedo al pueblo,
ni a otros miles que vinieran,
sólo temo aquél viejecito
que sé que mi padre era,
y para que me matéis vosotros,
me mato yo con las tijeras.



0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...