XII RUTA PEÑAS BLANCAS DE LA ZARZA 2016

   Normalmente utilizo este blog para describir alguna ruta o realizar la crónica de la misma, sin embargo, esta vez no podía hacerla por motivos organizativos. No me gusta contar algo que no he vivenciado porque realmente no consigues saborear toda la esencia del recorrido y las anécdotas que surgen alrededor de él a medida que vas devorando metros a la marcha, pero si quisiera resaltar la labor de los miembros de su club, que desde meses atrás, semanas y últimos días se han ido afanando en dar todas las facilidades y comodidades a los cientos de senderistas que el domingo 6 de marzo se acercarían a su pueblo, La Zarza.

   Es difícil quedarse con una imagen de la XII Ruta Peñas Blancas de La Zarza 2016, porque hay muchas y todas ellas con un significado especial y concreto, pero de entre todas, me quedaría con esta por todo aquello que transmite: esfuerzo, pasión y trabajo.

Paella de la XII Ruta Peñas Blancas de La Zarza

   Les parecerá extraño que una paella sea la imagen de una ruta, sin embargo, alrededor de esta se ha ido gestionando gran parte de la fuerza de su organización, en este caso concreto, del Club senderista Peñas Blancas de La Zarza. Tras esta paella hay mucho esfuerzo y pasión por agradar a todos los senderistas que nos visitan, desde aquellas y aquellos que realizan las rocas del desayuno, las que pintan la ruta, las y los que transportan el material del avituallamiento, los que organizan las listas, las y los que se encargan de las comidas, los que realizan las fotos, los que hacen las gestiones, y un largo de etcétera de tareas que sería imposible enumerar, pero todas ellas con una característica en común, la sonrisa que acompaña al trabajo.

Jorge y Tere recogen los datos de los participantes a primera hora de la mañana.

 Miembros del Club sirviendo la paella a los cientos de participantes.

Ofreciendo el chocolate a primera hora de la mañana.


Cocineros y miembros del club disfrutando de su esfuerzo.

El grupo de mujeres, junto a Juan Gómez, preparando las roscas fritas días antes a la ruta.

Limpiando las paelleras antes del domingo de ruta.

Miembros del club entre risas y buen ambiente.

Nuestro querido Burromóvil para situaciones de emergencia, junto a Manuel y Pedro Espinosa, presidente del club.

   Es difícil por no decir incorrecto, ya que soy parte integrante del club, otorgarle un calificativo a la organización pero haré propias unas palabras de un buen amigo mío, Manuel Ávila: "la organización es muy mejorable pero a día de hoy es insuperable" que pueden reflejar el sentir de lo que es en la actualidad la Ruta Peñas Blancas de La Zarza.

Alcornocal de Las Hoyas, al fondo las Minas de Tierrablanca y la Sierra de Juanbueno.

   El club senderista nació del germen de unos cuantos locos y locas que les gustaba salir a pasear y disfrutar de su entorno más próximo, y que poco a poco ha ido creciendo hasta lo que es hoy, un club que se alimenta no sólo de zarceños y zarceñas, sino de almendralejenses, alangeños, emeritense, de Villagonzalo, Esparragalejo, y otros muncipios cercanos y no tan próximos como le ocurre a nuestro querido amigo Domingo, que con bastones en manos recorre cientos de kilómetros para poder charlar y disfrutar del senderismo con sus amigos los "naranjit@s".

Miembros del club saboreando su enorme esfuerzo y trabajo.

   Muchos de los nuevos senderistas del club, incorporados recientemente al mismo, procedentes de otras localidades, se contagian rápidamente del entusiasmo, las ganas de disfrutar, del esfuerzo, las alegrías y risas de la gente del club. Es verdad que el club Peñas Blancas tiene algo especial que lo hacen diferente, con esto no quiero menospreciar a otros porque todos son igual de elogiables y admirables, pero como diría un buen cantaor flamenco, tiene un duende que lo tilda de simpatía y entrañable.

Antonio y Alonso, dos grandes amigos y amantes del senderismo.

Momentos antes de darse el inicio a la ruta senderista "Peñas Blancas 2016" del Circuito Camina Extremadura.

   Como decía anteriormente son muchos los que han forjado de una u otra manera el club desde su creación hasta lo que es en la actualidad. Todos los que están y han estado han permitido y contribuido con su pequeño grano de esfuerzo y motivación a formar este club y por ende su ruta senderista, que año tras año sigue atrayendo y cautivando a decenas de andarines que con sus mochilas al hombro surcan el PR-47 BA cresteando la Sierra Peñas Blancas en dirección a la Calderita, ese punto simbólico y singular donde nació este club. Las pinturas rupestres de La Calderita, lugar con más 5000 años de historia, es ese espacio singular con el cual La Zarza se sigue identificando junto a sus minas de Tierrablanca, ejerciendo como dos polos atrayentes a sus habitantes y a todo el que lo visita en forma de monumentos naturales.

Senderistas coronando el Puerto Las Hoyas, al fondo Alange y su castillo.

   Es un orgullo, y creo que es un sentir de todos y todas las que conformamos este grupo de amigos y amigas, pertenecer a dicho club, sabiendo que no es necesario que te digan lo que hay que hacer para que la persona que esté más próximo a ti se sienta más cómoda, en eso radica el valor del grupo y el compañerismo.

Ruta senderista Peñas Blancas sendero PR-47 BA.

   Enhorabuena al club senderista Peñas Blancas de La Zarza por su magnífico trabajo y organización en la XII Ruta Peñas Blancas de La Zarza, y como diría el gran Casimiro Corbacho, "se buenos y nos vemos andando"; en una tarde que dejaba  paso a la noche con esta impresionante vista del horizonte zarceño, tras un día de mucho esfuerzo, trabajo y pasión. La pasión de todo un club senderista. Enhorabuena a tod@s.

Imagen del atardecer en La Zarza, domingo 6 de marzo, foto de mi gran amigo y admirado Pedro Guerrero.


José Antonio Gil Tejada,
miembro del Club Senderista Peñas Blancas

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...